Sunday, June 23, 2024

Compartir

¿Pan de muerto en Saltillo? Este es el favorito de los lectores de VANGUARDIA

Sumérgete en una tradición que combina el sabor exquisito y la profunda simbología del Día de los Muertos: el pan de muerto. Esta deliciosa creación culinaria, con raíces ancestrales, se ha convertido en el alma misma de las festividades mexicanas.

En cada bocado, el pan de muerto nos conecta con la riqueza cultural de México. Este manjar, cuidadosamente elaborado y adornado con formas y detalles significativos, no solo deleita nuestros sentidos, sino que también honra a nuestros seres queridos que han partido.

TE PUEDE INTERESAR: Detrás del lente, artista retrata la identidad de Saltillo a través de la moda en la exposición ‘Poser’

En Saltillo, el pan de muerto se disfruta con pasión y variedad. Nos aventuramos a explorar los gustos de nuestros lectores en Facebook para descubrir cuál es su favorito. Las respuestas han sido sorprendentes y reveladoras.

Acompáñanos en este viaje gastronómico mientras desentrañamos los secretos de uno de los manjares más emblemáticos de México.

Ricardo Calderón: En Mora Pan es pan de muerto hecho de pulque MUY RECOMENDABLE. Aparte trae canela, ‘azuquitar’ y con un chocolate, nombre riquísimo.

Liz Mendoza: En Sams el tradicional está super deli.

Alicia Sdb: En La Casita Del Pan & Cafetería.

Valeria Sinaí Rangel: El de cafezzito y el de Tim Hortons, excelente. sabor

Ada Fabiola López: La Española.

Tania Morales: Definitivamente en Pancho Pan.

Sandra Orta: Il Mercato Gentiloni.

Mario Andrés Valdés Becerra: en Pastelería GABY, delicioso.

Cesia Gômez: En Mishco Repostería.

Laura Francisca Garcés: Gracias Vanguardia por este nuevo proyecto de tomar en cuenta la opinión de las redes, ya de noticias malas y mortandad todos los periódicos lo hacen, hay que ser Empáticos y reír además de conocer lo que piensa la gente de Saltillo. Enhorabuena.

Rosario Morales: En Pancho pan en Arteaga, Coahuila.

Luis Miguel Cepeda: En el Bëcker cafeína & trigo el mejor!

Montejo Garza: En panadería La Crema, en el centro.

Abi GC: Oh Cakes Saltillo súper deliciosos.

Adriana CE: Al Super Fresh.

MariSol Dávila: Seguro es en La Casita del Pan.

Johanna Bernardette: Delibaguette, de Múzquiz y Abasolo.

María Teresa Espinoza Aguirre: La Española.

Anny B GC: En La Casita del Pan en calle Corona el mejor pan de todos.

Jesús Marte Valdés: Pancho pan en Arteaga, Mora Pan y La Española.

Juan Zamarripa: Pancho Pan, el mejor.

Diana Cortés: Panadería “La Española”, en José Cárdenas Valdez, a una cuadra de Abasolo, en Col. República Oriente.

Wendy Altamirano: Casa Rivera Catering, el mejor del mundo verdad de Dios.

Uriel Ces: Panadería “Don Chuy” 20/10.

Claudia Cristina Hernández: Mora Pan, sin duda el más rico .

Grecia Grace: El de Costco está muy bueno, lo malo que hay demasiada gente ahorita.

Cecilio Macías Mendoza: En cualquier panadería tradicional menos en los centros comerciales (SAMS, SORIANA, AL SUPER, EHB, WALMART, CITY CLUB, ETC ETC)… consume en los negocios pequeños.

UN POCO DE HISTORIA

Antes de la llegada de los españoles a México en el siglo XVI, las culturas indígenas como los aztecas, toltecas y mayas ya practicaban rituales para honrar a sus muertos. Estos rituales solían incluir ofrendas de alimentos y objetos personales en los altares dedicados a los difuntos. Además, en algunas culturas, como la azteca, se realizaban sacrificios humanos como parte de estos rituales.

Con la llegada de los españoles, la tradición indígena de honrar a los muertos se mezcló con las festividades católicas, especialmente con el Día de Todos los Santos y el Día de los Fieles Difuntos, que se celebran el 1 y 2 de noviembre respectivamente. Esta fusión de tradiciones dio origen a lo que ahora conocemos como el Día de los Muertos en México.

El pan de muerto, con su forma característica de una bola en la parte superior que representa el cráneo y huesos cruzados en la base, se convirtió en un elemento central de las ofrendas durante el Día de los Muertos. Se cree que el pan de muerto tiene sus raíces en los rituales aztecas, donde se ofrecían alimentos a los dioses y a los difuntos. Con el tiempo, esta tradición se adaptó y se transformó en el pan de muerto que conocemos hoy en día.

El pan de muerto suele estar decorado con azúcar y elaborado con un toque de anís y naranja o esencia de azahar, y puede tener diferentes formas y tamaños, dependiendo de la región de México en la que se prepare. Además de su importancia simbólica en los altares, el pan de muerto también se comparte entre familiares y amigos como una forma de recordar y honrar a los seres queridos que han fallecido.

En resumen, el pan de muerto es una tradición mexicana que tiene profundas raíces prehispánicas y se ha convertido en un símbolo importante del Día de los Muertos en México, una festividad que celebra la vida de los seres queridos que ya no están físicamente presentes.

Videos

Source link

Tabla de contenido

Leer más

Noticias Locales