Thursday, June 13, 2024

Compartir

La fuerza laboral agrícola envejece rápidamente – El Sol de México

La fuerza laboral agrícola tiene un problema: está envejeciendo rápidamente. Por ejemplo, el agricultor estadounidense promedio tiene 57 años y medio, según los datos más recientes del Departamento de Agricultura de ese país, lo cual representa un fuerte aumento desde 1978, cuando la cifra era apenas un poco superior a 50.

Como investigadores que estudiamos el bienestar en zonas rurales, queríamos comprender esta tendencia y sus implicaciones. Entonces profundizamos en los datos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe noticias relevantes sobre más negocios disruptores

Descubrimos que la edad promedio de los agricultores era bastante consistente en todo ese país, aunque la edad de la población general varía bastante de un lugar a otro.

Por ejemplo, el agricultor promedio de Maine es sólo unos meses mayor que el agricultor promedio de Utah, aunque el residente promedio de Maine es más de una década mayor que el ciudadano promedio de Utah.

Para ser justos, encontramos algunas diferencias locales. Por ejemplo, en el condado de Nueva York, más conocido como Manhattan, el agricultor promedio tiene poco más de 31 años. Al lado, en el condado de Hudson, Nueva Jersey, el agricultor promedio tiene más de 72 años.

Sin embargo, en general, la fuerza laboral agrícola estadounidense está envejeciendo. Si el país no recluta nuevos agricultores o no se adapta a tener menos agricultores de mayor edad, podría poner en riesgo el suministro de alimentos del país. Sin embargo, antes de entrar en pánico, vale la pena preguntarse: ¿por qué sucede esto?

Un campo difícil para entrar

Para empezar, existen verdaderas barreras de entrada para los jóvenes, al menos para aquellos que no nacieron en familias agrícolas multigeneracionales. Se necesita dinero para comprar la tierra, el equipo y otras cosas necesarias para administrar una granja, y los más jóvenes tienen menos riqueza que los mayores.

Los jóvenes nacidos en explotaciones familiares pueden tener menos oportunidades de hacerse cargo de ellas debido a la consolidación de la agricultura. Y aquellos que tienen la oportunidad tal vez no la aprovechen, ya que a menudo informan que la vida rural es más desafiante que vivir en una ciudad o suburbio.

El estrés general de la industria agrícola también es motivo de preocupación: los agricultores a menudo están a merced del clima, la escasez de suministro, los mercados volátiles y otros factores completamente fuera de su control.

Además de comprender por qué cada vez menos jóvenes quieren dedicarse a la agricultura, es importante considerar las necesidades de los agricultores que envejecen. Sin gente más joven a quien dejar el trabajo, los agricultores se ven obligados a realizar una intensa labor (física y mental) que cumplir, además de los desafíos habituales del envejecimiento.

En otras palabras, se necesitan aumentar las oportunidades para los agricultores más jóvenes y al mismo tiempo apoyar a los agricultores a medida que envejecen.

Oportunidades para ayudar

El USDA ya tiene programas para ayudar a los nuevos agricultores, así como a los agricultores de color y a las agricultoras, y a quienes operan pequeñas granjas. Ampliar el alcance y el impacto de estos programas podría ayudar a atraer nuevos talentos al campo.

El Congreso podría hacer justamente eso cuando reautorice el proyecto de ley agrícola –un paquete de leyes que cubre una amplia gama de alimentos– y los programas relacionados con la agricultura que se aprueban aproximadamente cada cinco años.

El proyecto de ley agrícola también incluye ayuda nutricional y financia telesalud y capacitación y extensión educativa para los agricultores, todo lo cual podría ayudar a satisfacer las necesidades de los agricultores jóvenes y de edad avanzada por igual. En particular, el Servicio de Extensión Cooperativa ofrece programas que van desde 4-H y desarrollo juvenil, incluida la introducción a la agricultura, hasta brindar ayuda técnica en el lugar.

Se suponía que el Congreso reautorizaría el proyecto de ley agrícola antes del 30 de septiembre de 2023, pero no cumplió con ese plazo. Ahora se enfrenta a una nueva fecha límite, el 31 de diciembre, pero debido a la disfunción en la Cámara de Representantes, muchos esperan que el proceso se prolongue hasta 2024.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

También en 2024, el USDA publicará su próximo censo agrícola, lo que brindará a los investigadores nuevos conocimientos sobre la fuerza laboral agrícola de Estados Unidos. Esperamos que muestre que la edad promedio de los agricultores estadounidenses ha alcanzado un nuevo máximo histórico.

Si cree lo contrario, bueno, no apostaríamos la granja.

* Académicos de la Universidad Estatal de Mississippi.

Source link

Leer más

Noticias Locales