Tuesday, June 25, 2024

Compartir

Crean el primer detector inalámbrico que detecta el rechazo de trasplantes y permite salvarlo a tiempo

Cuando una persona recibe un órgano o tejido ajeno durante una cirugía de trasplante, su sistema inmunitario (defensas orgánicas) puede reconocerlo como un elemento extraño, y en consecuencia reaccionar atacándolo, al percibirlo como un elemento potencialmente nocivo, del cual hay que proteger al cuerpo.

El rechazo es la respuesta del organismo al órgano trasplantado a través del sistema inmunitario que se encarga de protegernos de las infecciones, explican desde la Asociación de Enfermos y Trasplantados Hepáticos de Cataluña (AMTHC), en España.

TE PUEDE INTERESAR: Hospital de Chicago realiza trasplantes de pulmón a dos pacientes con órganos invertidos

Puede ser hiperagudo (conlleva la pérdida inmediata del órgano y es poco frecuente); agudo (ocurre en las primeras semanas o meses tras el trasplante y suele revertirse con medicación) o crónico (de evolución lenta, puede causar la pérdida del órgano trasplantado después de meses o años), según explican.

En la práctica, “un cuerpo puede rechazar un órgano trasplantado en cualquier momento, incluso décadas después del trasplante”, indican desde la Universidad del Noroeste (Northwestern University, NU) en Illinois, EE.UU.

Para evitar el rechazo del nuevo órgano, se utilizan los medicamentos que debilitan la respuesta inmunitaria del organismo, con los que se ha reducido significativamente el riesgo de rechazo, mejorando la función de los órganos implantados a corto y largo plazo, según la AMTHC.

$!Sistema electrónico junto a una moneda de 25 centavos.

Sistema electrónico junto a una moneda de 25 centavos.

A partir de ahora, la medicina cuenta una nueva herramienta para aumentar las posibilidades de éxito de un trasplante: un dispositivo electrónico para monitorear órganos trasplantados con tecnología inalámbrica, capaz de detectar signos tempranos de rechazo hasta tres semanas antes que los métodos actuales.

MONITORIZACIÓN PERMANENTE

El dispositivo desarrollado por la NU permite monitorear continuamente, a cada instante, la salud de los órganos trasplantados.

Es un implante suave y extremadamente fino, que ha sido colocado directamente sobre un riñón trasplantado y detecta las irregularidades de temperatura de este órgano asociadas con la inflamación y otras respuestas corporales que produce el rechazo desencadenado por el sistema inmunitario del receptor.

De inmediato, el sistema envía una alerta al paciente o al médico, transmitiendo datos de forma inalámbrica a un teléfono inteligente o tableta electrónica cercana.

$!Dispositivo implantado en un riñón de roedor (cobayo).

Dispositivo implantado en un riñón de roedor (cobayo).

Los investigadores de la NU probaron el dispositivo en un pequeño animal de laboratorio con riñones trasplantados y comprobaron que es capaz de detectar las señales de advertencia de rechazo inmunitario hasta tres semanas antes que los métodos de seguimiento actuales.

TE PUEDE INTERESAR: Invidentes o con discapacidad visual podrán volver a ver gracias a un trasplante de córneas de colágeno

Este tiempo adicional podría permitir a los médicos intervenir antes, mejorar los resultados y el bienestar de los pacientes, además de aumentar las probabilidades de preservar los órganos donados, cada vez más valiosos debido a la creciente demanda y a la escasez de órganos, según la universidad estadounidense.

El rechazo puede ocurrir inmediatamente después del trasplante o años después. A menudo es silencioso y los pacientes no experimenten síntomas, según los autores de la investigación.

Los receptores de un trasplantepasan el resto de sus vidas preocupándose por la salud de ese órgano. Este dispositivo podría ofrecer cierta protección y el monitoreo continuo podría brindarles tranquilidad” a esos pacientes, señala el doctor Lorenzo Gallon, nefrólogo de trasplantes de la NU, quien dirigió la parte clínica del estudio.

DETECCIÓN TEMPRANA

Si el rechazo se detecta temprano, los médicos pueden administrar terapias para mejorar la salud del paciente y evitar que pierda el órgano donado, o se ponga en peligro su vida. Cuanto antes se detecte el rechazo y se aplique un tratamiento, mejor”, señala el doctor John A. Rogers , especialista de la NU en bioelectrónica, quien dirigió el desarrollo del dispositivo.

$!Sensor de temperatura en la punta de un dedo.

Sensor de temperatura en la punta de un dedo.

Actualmente, para controlar la función renal de un paciente receptor de un trasplante se miden ciertos biomarcadores en su sangre, como la creatinina y el nitrógeno ureico, pero sus niveles pueden fluctuar por diversas razones, por lo que pueden producirse resultados falsos, según la NU.

También pueden utilizarse otros biomarcadores sanguíneos pero sus valores predictivos son subóptimos, puntualizan.

Para detectar el posible rechazo a un órgano también se practica una biopsia, en la que un médico utiliza una aguja larga para extraer una muestra de tejido del órgano trasplantado, que luego es analizada en busca de signos de rechazo inminente, pero este procedimiento invasivo conllevan riesgos como sangrado, infección, dolor o daño a los tejidos cercanos, añaden.

Con estos métodos, el tiempo de respuesta puede ser bastante largo, las frecuencias de monitoreo son limitadas y para obtener los resultados de los análisis pueden hacer falta cuatro o cinco días, que podrían ser cruciales para tomar una decisión oportuna sobre el cuidado del paciente”, concluye el doctor Gallon.

DESTACADOS:

El cuerpo humano puede rechazar un órgano trasplantado en cualquier momento, incluso décadas después, pero los actuales métodos de seguimiento de la situación del trasplante son intermitentes, imperfectos y a veces invasivos, según los investigadores de la Northwestern University (NU), en EE.UU.

El nuevo dispositivo con tecnología inalámbrica desarrollado por la NU, ha sido colocado directamente sobre un riñón trasplantado, permitiendo monitorear continuamente la salud de dicho órgano proveniente de un donante, mediante el seguimiento de su temperatura, según sus creadores.

– Cuando las temperaturas del órgano trasplantado cambian, se envía al instante una alerta a un teléfono inteligente o tableta electrónica, con lo cual los signos de rechazo pueden detectarse a tiempo para intervenir y preservar el órgano, de acuerdo a la NU.

Por Pablo Gutman EFE-Reportajes.

Videos

Source link

Tabla de contenido

Leer más

Noticias Locales