Tuesday, July 23, 2024

Compartir

Conagua desmiente impacto de Huracán Alberto en México: ‘no existe potencial ciclónico’

A través de un comunicado, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) aclaró rumores que se han compartido en distintas redes sociales, sobre un próximo impacto del Huracán Alberto en el territorio mexicano, con principal afectación en varios estados del país.

De acuerdo a la información que se brinda en las publicaciones, las entidades federativas afectadas serían Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

Sin embargo, las autoridades aseguran que “Por el momento, no existe alguna zona con potencial de desarrollo ciclónico en la cuenca del Atlántico, que pudiera afectar al territorio nacional”.

TE PUEDE INTERESAR: ¡Prepárese! ¿Cuándo toca tierra el Huracán Alberto en México?

Asimismo, aseguró que se mantiene una constante vigilancia de los fenómenos meteorológicos.

“No se ha detectado alguna zona de inestabilidad en el Atlántico y Mar Caribe que pueda generar al ciclón Alberto. Sin embargo, es importante mencionar que, debido a que estamos en temporada de ciclones tropicales, existen condiciones para el desarrollo de algún sistema ciclónico, que, en caso de formarse, se dará aviso oportunamente mediante los canales de información oficiales”.

Al final del mismo comunicado, se especificó que para que un ciclón tropical escale a alguna categoría de huracán, primero debe pasar por depresión tropical o tormenta tropical.

DIFERENCIAS ENTRE UN CICLÓN TROPICAL Y UN HURACÁN

Un ciclón tropical, de acuerdo a la velocidad de sus vientos, tiene las siguientes etapas de desarrollo: depresión tropical (nivel 1), tormenta tropical (nivel 2) y huracán (nivel 3), y éste último puede escalar desde una categoría 1 hasta la 5, la cual vendría siendo la de mayor intensidad en sus vientos (más de 250 kilómetros por hora).

En este sentido, un huracán es un ciclón tropical, pero un ciclón tropical no necesariamente llega a ser un huracán.

ENTONCES… ¿QUÉ ES UN CICLÓN TROPICAL?

Un ciclón tropical es una poderosa tormenta atmosférica caracterizada por un sistema de baja presión, vientos fuertes y lluvias intensas que se forma sobre los océanos tropicales. Estos sistemas se alimentan del calor del agua del océano y se desarrollan en regiones donde las temperaturas superficiales del mar son de al menos 26.5°C (aproximadamente 80°F).

Los ciclones tropicales se clasifican en diferentes categorías según la velocidad máxima del viento sostenido en su centro, utilizando la escala de huracanes Saffir-Simpson para los ciclones del Atlántico y el este del Pacífico.

Estos sistemas pueden tener diferentes nombres según la región geográfica donde se forman, siendo llamados huracanes en el Atlántico y el noreste del Pacífico, tifones en el noroeste del Pacífico, y ciclones tropicales en el océano Índico y el suroeste del Pacífico.

Los ciclones tropicales pueden tener impactos devastadores, incluyendo vientos destructivos, marejadas ciclónicas y fuertes precipitaciones, lo que puede causar inundaciones, deslizamientos de tierra y daños severos a la infraestructura y la propiedad.

Por esta razón, es importante monitorear y seguir las advertencias y consejos de los servicios meteorológicos y las autoridades locales durante la temporada de huracanes o ciclones tropicales.

¿CUÁLES SON TODAS LAS CATEGORÍAS DE UN HURACÁN?

Categoría 1: Huracán leve. Vientos de 119 a 153 km/h (74 a 95 mph). Daños principalmente a árboles, carteles y casas móviles. Las marejadas ciclónicas pueden inundar áreas bajas cerca de la costa.

Categoría 2: Huracán moderado. Vientos de 154 a 177 km/h (96 a 110 mph). Daños más significativos a edificaciones y árboles. Las marejadas ciclónicas pueden inundar áreas costeras hasta varios cientos de metros tierra adentro.

Categoría 3: Huracán severo. Vientos de 178 a 208 km/h (111 a 129 mph). Daños extensos a edificaciones, árboles y tendido eléctrico. Las marejadas ciclónicas pueden causar inundaciones significativas tierra adentro.

Categoría 4: Huracán extremadamente severo. Vientos de 209 a 251 km/h (130 a 156 mph). Daños catastróficos a edificaciones, árboles y tendido eléctrico. Las marejadas ciclónicas pueden penetrar varios kilómetros tierra adentro.

Categoría 5: Huracán catastrófico. Vientos de más de 252 km/h (157 mph). Daños catastróficos a casi todas las estructuras, con la posibilidad de que muchas edificaciones queden completamente destruidas. Las marejadas ciclónicas pueden penetrar profundamente tierra adentro, dejando áreas inhabitables por semanas o meses.

Source link

Leer más

Noticias Locales